Preparación:
15 min.
Tiempo de cocción:
60 min.
Listo en:
75 min.

A mis chicos les encantan los merenguitos, ya sean para un postre, para comer con dulce de leche o solos. Esta receta no lleva cremor tártaro, a diferencia de otras, lo importante está en la cocción. En un horno bien suave, y durante un rato largo, los merengues salen mejor.

Ingredientes:

  • 4 claras
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 200g de azúcar
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

1Precalentar el horno a 110C (bien suave). Forrar 2 placas para horno con papel manteca y reservar.

2Batir las claras a nieve. Agregar la sal y continuar batiendo. Incorporar el azúcar de a poco, y seguir batiendo por 6 a 7 minutos, hasta que esté bien duro, brillante y bien liso. Añadir la esencia de vainilla.

3Colocar el merengue en una manga con boquilla redonda grande. Hacer copos sobre la placa de más o menos 1,5 cm de tamaño, y separados entre sí por 2 cm para darle espacio a que crezcan.

4Llevar al horno por 1 hora hasta que se hayan secado pero que no se doren demasiado.

5Retirar del horno y dejar enfriar. Colocar los merengues sobre una rejilla para dejar que se enfríen completamente. Servirlos en pirotines individuales, o rellenarlos con dulce de leche o crema.

Porciones:

30