Preparación:
30 min.
Tiempo de cocción:
25 min.
Listo en:
55 min.

Este pastel similar al pastel de papas pero con relleno de pescado y salsa blanca lo probé en Dublín y me encantó porque es simple, rendidor, y perfecto para los días de frío.

Ingredientes:

  • 600g de merluza, brótola o salmón, sin espinas
  • 1 cebolla, picada
  • 1 cebollita de verdeo, picada
  • 2 tazas de leche
  • 4 cucharadas de harina
  • 4 cucharadas de manteca
  • 1 pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta, a gusto

Preparación:

1Precalentar el horno a 200C (fuerte). Separar una fuente para horno y mesa.

2En una sartén grande, calentar un chorrito de aceite y saltear la cebolla y la cebollita de verdeo hasta ablandarlas. Agregar el pescado en cubos y dorar por ambos lados. Incorporar el cubito de caldo desarmado, un chorrito de agua, tapar y cocinar hasta que el pescado esté listo y se desarme fácilmente.

3En una cacerola mediana o chica, derretir la manteca. Agregar la harina, revolver formando un pegote y agregar la leche de a poco sin dejar de mezclar para disolver en una salsa. Revolver mientras se cocina 2 o 3 minutos hasta espesar y que haga burbujas. Retirar y mezclar con el pescado. Condimentar con parte del queso rallado, sal, pimienta y nuez moscada.

4Hervir las papas en agua y una vez tiernas, colar y hacer un rico puré con manteca y leche. Colocar una capa de puré en la base de la fuente y extender. Poner encima el relleno de pescado y cubrir con más puré por arriba como si fuera un pastel de papas. Hacer trazos con un tenedor sobre la superficie, distribuir pedacitos de manteca y espolvorear con queso rallado.

5Llevar al horno y gratinar 25 minutos hasta dorar.

Porciones:

4