Preparación:
30 min.
Listo en:
150 min.

Este cheesecake no lleva base de galletitas molidas. Lo preparo con base de pionono que es mucho más simple y se desmolda sin dificultad. El relleno bien cremoso es espectacular y se le puede agregar frambuesas enteras para variar.

Ingredientes:

  • 1 pionono

Preparación:

1Estirar el pionono sobre la mesada, apoyar encima una tortera y cortar un círculo con la punta de un cuchillo. Apoyar el círculo de pionono en la base de la tortera.

2En un bowl, batir el queso Filadelfia con el azúcar hasta que quede bien cremoso. Incorporar el jugo y la ralladura de limón para saborizar. En un bowl chico, hidratar la gelatina sin sabor de acuerdo a las instrucciones del fabricante y luego agregarla a la preparación.

3En otro bowl, batir la crema a punto Chantilly. Incorporarla al relleno y volcar todo sobre la base de pionono. Emparejar y llevar a la heladera hasta que esté bien firme. En este punto, el cheesecake se puede congelar hasta 1 semana para usar más adelante.

4En una cacerola chica, colocar 6 cucharadas de azúcar y 6 cucharadas de agua, agregar el jugo de limón y cocinar al fuego hasta lograr un almíbar.

5Procesar las frambuesas con el almíbar hasta conseguir un coulís, colarlo para descartar las semillitas y rociar sobre el cheesecake. Llevar a la heladera 2 horas o hasta el momento de servir.

Porciones:

10