Preparación:
25 min.
Tiempo de cocción:
25 min.
Listo en:
50 min.

Este soufflé lleva un poco de tiempo porque hay que hervir las zanahorias, pero la combinación de tomillo, queso y zanahorias es exquisita y vale la pena.

Ingredientes:

  • 40g de manteca
  • 1 cucharada de manteca
  • 350g de zanahorias peladas y cortadas en rodajas finas
  • 1/2lt de agua
  • 3 cucharadas de fécula de mandioca
  • 200cc de leche entera
  • 50g de queso mozzarella en hebras

Preparación:

1Precalentar el horno a 180 *C (horno moderado). Enmantecar un molde alto para soufflé.

2En una cacerola mediana, derretir 1 cucharada de manteca y saltear las zanahorias hasta que tomen un color intenso. Agregar el agua y hervir a fuego medio hasta que el liquido se reduzca completamente y las zanahorias estén tiernas.

3Retirar y pisar las zanahorias hasta hacer un puré no muy fino. Reservar.

4En una cacerola mediana, derretir 40g de manteca. Inmediatamente agregar la mandioca y revolver sin parar hasta formar una pasta. Seguir revolviendo y agregar lentamente la leche, hasta que la mezcla espese. Apagar el fuego.

5Incorporar los quesos, la zanahoria y el tomillo. Mezclar bien y agregar las yemas. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada. Mezclar bien.

6Incorporar la mitad de las claras a nieve y mezclar con espátula de goma para que no se desinflen. Agregar el resto de claras a nieve y terminar de incorporar. Volcar la preparación en el molde.

7Llevar al horno y cocinar 20-25 minutos hasta que el soufflé se vea dorado e inflado.

Porciones:

4