Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
40 min.
Listo en:
60 min.

Este postre es riquísimo y seguramente te lo van a pedir una y otra vez. Se trata de una base suave y húmeda de chocolate, con una capa generosa de dulce de leche por arriba y cubierto con crema Chantilly y rulos de chocolate amargo. ¡Parecen mil pasos pero es súper fácil!

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 150g de chocolate para taza, semiamargo
  • 2 cucharadas de harina leudante
  • 4 cucharadas de azúcar

Preparación:

1Precalentar el horno a 180 C (horno moderado). Enmantecar y enharinar una tortera desmontable. Reservar.

2Derretir el chocolate con la manteca a baño María. Revolver y reservar. Mientras tanto, batir las claras a nieve, bien firmes, y reservar. Batir las yemas con 4 cucharadas de azúcar a punto cinta, o sea hasta lograr una crema color amarillo pálido y espesa. Incorporar el chocolate tibio a las yemas batidas y revolver con espátula incorporando bien las 2 preparaciones. Agregar la harina tamizada.

3Incorporar las claras a nieve a la preparación, y mezclar suavemente con espátula para que no se bajen. Verter la preparación en la tortera y hornear hasta que un cuchillo insertado en el centro salga limpio, más o menos durante 15-17 minutos.

4Sacar del horno y dejar entibiar. Remover el aro de la tortera y colocar la base en una fuente. Cubrir con el dulce de leche. Batir la crema a punto Chantilly con 4 cucharadas de azúcar y colocar sobre la capa de dulce de leche formando picos. Usando un pela papas, hacer rulos de chocolate amargo o chocolate blanco para decorar por encima. Enfriar bien y servir.

Porciones:

12