Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
45 min.
Listo en:
95 min.

Siempre me gusta preparar este plato con las patas, pero perfectamente se adapta a cualquier corte del pollo que más le guste. Se puede preparar todo y dejar marinando en la heladera hasta 1 día antes de cocinar el pollo.

Ingredientes:

  • 8 patas de pollo (sin muslo)
  • 4 cucharadas de miel oscura
  • 4 cucharadas de mostaza de Dijon
  • 1 limón
  • 1 1/2 cucharadas de jengibre, rallado
  • 3 dientes de ajo, rallados ( opcional)
  • sal y pimienta, a gusto

Preparación:

1Precalentar el horno a 200 *C (horno fuerte). Cubrir la base de una fuente para hornear con papel aluminio.

2Lavar y secar el limón. Con rallador fino, rallar la parte amarilla y colocar en un bowl. Exprimir el jugo y colocar en el mismo bowl. Incorporar la mostaza, la miel, el jengibre rallado y el ajo rallado. Mezclar con un tenedor.

3Con un tenedor, pinchar cada pata de pollo varias veces e incorporar al bowl con la salsa de limón. Cubrir con film transparente, llevar a la heladera y dejar marinar 15 minutos. Retirar, dar vuelta las patas y dejar marinar otros 15 minutos en la heladera.

4Retirar el bowl de la heladera. Colocar las patas en la fuente preparada y chorrear la salsa por arriba. Llevar al horno.

5Hornear por 45 minutos. Dar vuelta las patas cada 8 minutos y salsear para lograr un dorado parejo.

Porciones:

8