Preparación:
25 min.
Tiempo de cocción:
60 min.
Listo en:
85 min.

Esta sopa es para los que adoran los champignones. Se logra un sabor muy intenso y una textura bien cremosa. Si se prepara con caldo de verduras, es apta para vegetarianos y para celíacos.

Ingredientes:

  • 2lt de caldo de verdura
  • 400g de champignones, bien lavados
  • 75g de hongos secos
  • 225g de cebollas
  • 1 papa
  • 3 dientes de ajo

Preparación:

1Colocar los hongos secos en un bowl mediano y cubrir con agua hirviendo. Dejar remojar. Pelar y cortar las cebollas en cubos. Pelar y cortar las papas en cubos. Cortar la mitad de los champignones en cuartos y la otra mitad en láminas. Picar el ajo. Colar los hongos ya hidratados y enjuagarlos con agua fría. Cortarlos en trozos de 1cm.

2En una cacerola a fuego medio, calentar el aceite y derretir la manteca. Agregar la cebolla y rehogar hasta que esté casi transparente. Agregar los champiñones en cuartos y el ajo. Rehogar todo hasta que los champiñones suelten su líquido. Agregar la papa y la mitad del caldo, cubriendo bien las verduras.

3Tapar la cacerola y cocinar 50 minutos a fuego lento, agregando más caldo para mantener las verduras cubiertas.

4Mientras tanto, en una sartén derretir 1 cucharada de manteca a fuego bajo. Saltear los chapiñones en láminas y agregar el romero. Mezclar y reservar.

5Cuando las papas estén tiernas, triturar la preparación con una licuadora hasta lograr la consistencia de un puré. Agregar las rodajas de champignones con romero y triturar un poco más dejando trozos más grandes.

6Incorporar el vino blanco y el resto del cado. Condimentar con sal y pimienta. Agregar la crema de leche y revolver bien. Servir caliente.

Porciones:

8