Preparación:
40 min.
Tiempo de cocción:
20 min.
Listo en:
90 min.

¡Riquísima y bien fresca! Me encanta hacer tartas dulces cuando las frutillas están en temporada y son bien dulces. Esta tarta con dulce de leche y crema Chantilly es un éxito asegurado tanto para un postre como para la tarde.

Ingredientes:

  • 150g de harina común
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 100g de manteca, en cubos
  • 1 huevo
  • 1 yema

Preparación:

1Precalentar el horno a 180C (moderado). Enmantecar y enharinar una tartera desmontable.

2En el bowl de la procesadora, colocar la harina, el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio, la ralladura de limón y pulsar 2 veces. Agregar la manteca en cubos y pulsar hasta conseguir un arenado. Agregar el huevo y la yema, pulsar varias veces hasta unir todo en un bollo que se despega de los bordes del bowl. Si hace falta, agregar 1 cucharadita de agua o leche.

3Envolver la masa en film y llevar a la heladera 20 minutos.

4Estirar la masa sobre la mesada ligeramente enharinada hasta lograr un círculo más amplio que la base de la tartera. Ubicar sobre la tartera y suavemente acomodar con las manos para cubrir la base y los lados. Recortar el exceso, pinchar con un tenedor y llevar a la heladera 10 minutos.

5Llevar al horno sin relleno y cocinar 15 o 20 minutos hasta que esté apenas dorada. Retirar y dejar enfriar completamente. Retirar el aro de la tartera y colocar la masa sobre una fuente linda.

6Rellenar con una capa bien generosa de dulce de leche.

7En un bowl, colocar la crema de leche y el azúcar. Batir con batidora eléctrica hasta conseguir picos firmes. Colocar la crema Chantilly sobre el dulce de leche y extender con la base de la cuchara.

8Decorar con frutillas en rodajas cubriendo toda la superficie de la tarta y llevar a la heladera hasta el momento de servir.

Porciones:

8