Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
25 min.
Listo en:
75 min.

Una tarta fresca y bien de verano que es cuando las moras están maduras. Servila de postre o para la hora del té y acompañala con una bocha de helado de vainilla.

Ingredientes:

  • 150g de manteca, cortada en cubos
  • 275g de harina común
  • 30g de azúcar impalpable
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharada de agua

Preparación:

1Precalentar el horno a 180 *C (moderado). enmantecar y enharinar una tartera.

2Para la masa: Colocar en un bowl la harina, el azúcar impalpable y la Manteca. Desarmar con los dedos y formar un arenado grueso. Agregar el huevo batido y media cucharada de agua. Unir formando un bollo. Cubrir con film y llevar a la heladera 30 minutos.

3Cortar la masa en dos partes iguales. Estirar sobre la mesada enharinada formando dos círculos de 23cm de diámetro más o menos. No amasarla demasiado para que no se ponga dura. Forrar la tartera con un círculo de masa.

4En un bowl, mezclar las moras con el azúcar negra y volcar sobre la masa.

5Cubrir el relleno con la otra masa y sellar los bordes. Pincelar por arriba con leche o huevo batido y llevar al horno.

6Cocinar 25 minutos. Servir tibia o fría.

Porciones:

8