Preparación:
35 min.
Tiempo de cocción:
35 min.
Listo en:
70 min.

Una manera original de preparar pancitos de carne individuales, con relleno de queso y tomate. Quedan bárbaros con un rico puré de calabaza.

Ingredientes:

  • 750g de carne picada, magra
  • 1 cebolla, chica, picada
  • 1/2 morrón verde, picado
  • 1 cucharadita de aceite
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de salsa inglesa
  • 1 1/2 cucharadas de mostaza
  • 3 cucharadas de extracto doble de tomate
  • 1/2 cucharada de azucar
  • 3 cucharadas de queso parmesano
  • 2 cucharaditas de comino

Preparación:

1Precalentar el horno a 180 C (horno moderado). Aceitar ligeramente una fuente para mini muffins.

2Picar la cebolla y el morrón. Colocarlos en una sartén y saltear en aceite hasta que estén ligeramente dorados. Dejar entibiar.

3En un bowl grande, batir los huevos junto con la salsa inglesa, la mostaza, el extracto de tomate, y el azúcar. En otro bowl, integrar todos los condimentos, más chia, quínoa, y queso rallado. Mezclar e agregar al primer bowl junto con la carne picada. Mezclar bien con las manos.

4Rellenar cada tacita de muffins con la preparación y luego cubrir con una mitad hueca de tomate cherry, boca arriba. Llenar el hueco con un cubito de queso. Cubrir el tomate con mas preparación de carne y tapar con nueces picadas.

5Llevar al horno y cocinar 20 – 25 minutos hasta que la carne esté completamente cocida. Dejar entibiar y desmoldar. Servir.

Porciones:

12