Preparación:
15 min.
Tiempo de cocción:
35 min.
Listo en:
50 min.

Estas albóndigas clásicas las hice con una salsa de tomate y las acompañé con quinoa. Un plato bien suculento, rendidor y económico para esas noches de invierno.

Ingredientes:

  • 500g de carne picada
  • 1 huevo
  • 1/4 taza de pan rallado
  • 1 cucharada de salsa inglesa tipo Worcestershire
  • sal y pimienta a gusto
  • 2 latas de salsa de tomate
  • 1 cebolla chica, picada

Preparación:

1Colocar la carne picada en un bowl. Agregar el huevo, y mezclar con una cuchara de madera o bien con las manos, hasta que integre bien. Condimentar con sal y pimienta. Agregar la salsa inglesa, y por último el pan rallado. Hacer bolitas de más o menos 2 a 3 cm de diámetro, hasta usar toda la carne picada. Reservar.

2Mientras tanto, calentar 1 cucharada de aceite en una olla grande a fuego mediano. Rehogar la cebolla hasta que esté transparente. Agregar las albóndigas, y dorarlas de ambos lados, más o menos por 5 minutos.

3Bajar el fuego, y agregar las latas de puré de tomates. Salpimentar a gusto, y condimentar con orégano y ají molido. Dejar que se cocine a fuego bien bajito, y tapado, por 30 a 35 minutos, cuidando que n o se queme la salsa, y si le falta líquido, agregar agua o caldo.

4Unos 10 minutos antes de que se termine la cocción de las albóndigas, colocar el caldo de verduras en una olla a hervir. Agregar la manteca y condimentar con sal. Una vez que hirvió, apagar y retirar del fuego. Incorporar la quinoa, y dejar reposar por 5 minutos. Mezclar con un tenedor, para que se ablande la quinoa.

5Servir las albóndigas con la salsa por encima de la quinoa.

Porciones:

4