Preparación:
15 min.
Tiempo de cocción:
40 min.
Listo en:
65 min.

Esta torta en capas de bizcochuelo de vainilla, rellena de crema de mascarpone y frutos rojos es un postre super simple y fácil, pero bien elegante, y de última moda para tortas de bodas.

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 300g de harina leudante
  • 300g de azúcar
  • 300g de manteca, a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Preparación:

1Precalentar el horno a 180°C (moderado). Enmantecar 2 torteras chicas de 15cm y forrar con papel manteca. Reservar.

2En un bowl, batir con batidora eléctrica la manteca con el azúcar hasta lograr una crema más bien clara. Añadir los huevos, de uno a la vez, batiendo bien después de cada adición.Tamizar el harina, e ir agregando en partes, mezclando bien después de cada adición para que se incorpore y no se formen grumos. Agregar la esencia de vainilla y batir por 2 minutos más.

3Dividir entre las 2 torteras en partes iguales, y llevar al horno durante 40 minutos, o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

4Mientras tanto, batir la crema de leche doble con queso mascarpone, el azúcar y la esencia de vainilla, hasta lograr una crema bien consistente y que forme picos duros. Cubrir y guardar en la heladera.

5Retirar las tortas, y dejar enfriar durante 5 minutos en el molde. Desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar completamente. Una vez fría, cortar al medio con un cuchillo de pan para que no se desarme.

6Colocar una 1/2 torta en un plato. Cubrir con un 1/3 de la crema, y frambuesas. Volver a repetir este paso con las 3 capas restantes.

7Decorar con frambuesas, hojas de menta, y espolvorear con azúcar impalpable.

Porciones:

1