Preparación:
15 min.
Listo en:
45 min.

Esta cheesecake no se cocina en el horno y es muy fácil de hacer. Con una base crocante de galletitas y un relleno bien cremoso de chocolate blanco, te vas a lucir con este postre.

Ingredientes:

  • 75g de galeltitas Oreo®, sin el relleno
  • 40g de manteca, derretida
  • 55g de azúcar
  • 60cc de crema de leche
  • 100g de queso Filadelfia®
  • 200g de chocolate blanco, picado
  • 1 galletita Oreo® extra, para decorar

Preparación:

1Enmantecar la base de una toretra desmontable.

2Moler las galletitas Oreo® sin el relleno. Este paso se puede hacer en una procesadora o con un palo de amasar. En un bowl, mezclar las galletitas molidas, la manteca derretida, y 1 cucharada de azúcar. Unir con las manos y volcar en la tortera. Aplastar sobre la base usando los dedos o el revés de una cuchara. Llevar a la heladera.

3En otro bowl, batir la crema de leche hasta formar picos suaves.

4En un bowl apto para microondas, derretir el chocolate picado a intervalos de 10 segundos para no quemarlo. Este paso se puede hacer también en un bowl sobre una cacerola con agua caliente.

5En otro bowl, batir con batidora eléctrica el queso Filadelfia® y el resto del azúcar hasta que esté cremoso. Incorporar el chocolate derretido y mezclar muy bien. Por último, agregar la crema batida y revolver para integrar.

6Retirar la tortera de la heladera y verter el relleno adentro. Emparejar la superficie y espolvorear con una galletita Oreo® molida.

7Llevar a la heladera un mínimo de 30 minutos antes de servir.

Porciones:

6