Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
20 min.
Listo en:
40 min.

Clásica y bien argentina, la fugazzeta es una explosión de mozzarella sobre cebollas cortadas a pluma y un toquecito de orégano seco. ¡Para mí, es la mejor pizza que existe!

Ingredientes:

  • 1 bollo de masa casera para pizza
  • 400g de cebollas, peladas y cortadas a pluma
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • 250g de mozzarella, rallada o en rodajas
  • 70g de queso Parmesano, rallado láminas finitas con el pelapapas
  • sal y pimienta, a gusto

Preparación:

1Precalentar el horno a 200C (fuerte). Aceitar apenas una pizzera redonda.

2Estirar el bollo de pizza con las manos formando un círculo del tamaño de la pizzera. Ubicar encima y pincelar apenas con 1 cucharada de aceite de oliva. Llevar al horno y cocinar 7 minutos.

3Mientras tanto, en una sartén caliente, agregar 2 cucharadas de aceite de oliva y la cebolla. Saltear 4 minutos hasta ablandarla apenas y condimentar con sal y pimienta a gusto.

4Retirar la pizza del horno y cubrir con la mozzarella. Esparcir encima la cebolla y cubrir con el queso Parmesano en láminas finitas. Salpicar con orégano, rociar con un hilo de aceite de oliva y llevar al horno nuevamente.

5Cocinar hasta derretir los quesos y que la masa esté apenas dorada. Servir rápido.

Porciones:

6