Preparación:
30 min.
Tiempo de cocción:
30 min.
Listo en:
780 min.

Esta es mi receta de cabecera para hacer tarta de champignones, pero lo realmente especial es la masa de manteca que sale bien quebradiza. Por supuesto, si estás con poco tiempo se puede usar una masa comprada.

Ingredientes:

  • 170g de harina común
  • 85g de manteca
  • 2a 4 cucharadas de agua bien fría

Preparación:

1Precalentar el horno a 180 *C (moderado). Enmantecar y enharinar una tartera desmontable.

2Llenar un vaso con agua y hielo (sólo se usa un poquito de agua pero siempre es bueno tener de más). En un bowl grande, colocar la harina y la manteca bien fría en cubitos.

3Con las manos, desarmar la manteca e integrar con la harina formando grumos como pan rallado.

4Agregar un poquito del agua fría, no más de 2 cucharadas en total, y mezclar para unir en un bollo. Formar un bollo unido agregando agua hasta que todo se integre.

5Llevar la masa a la heladera.

6Cortar los champiñones y saltear junto con la cebolla y el ajo.

7Retirar la masa de la heladera y estirar en un círculo con palo de amasar de aproximadamente 3mm de grosor. Forrar la tartera y los bordes, recortando el exceso de masa.

8Agregar un trozo de papel manteca sobre la masa y colocar encima porotos crudos. Llevar al horno y cocinar 10 minutos sin relleno. Retirar y bajar la temperatura del horno a 160 *C (bajo).

9En un bowl, mezclar la leche con los huevos y condimentar con sal de ajo. Esparcir los vegetales sobre la masa y rociar con la preparación de huevos.

10Espolvorear con queso rallado y pimentón, y llevar al horno.

11Hornear 30 minutos hasta que el relleno esté firme y dorado.

Porciones:

4