Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
40 min.
Listo en:
60 min.

En este caso usé lomito de cerdo pero la receta se puede hacer con bondiola o carré si preferís. Sale muy jugoso y tierno, pero el toque especial se lo dá el pesto de hierbas que se prepara en segundos en la procesadora. Como a mi no me gusta el sabor del ajo crudo, prefiero aromatizar el aceite que uso en el pesto salteando el ajo unos segundos, pero si preferís podés simplemente agregar 1 diente de ajo y suprimir este paso.

Ingredientes:

  • 1 lomito de cerdo, de 2kg
  • 1 cucharada de aceite
  • sal y pimienta, a gusto
  • 1 taza de perejil, fresco sin tallos
  • 1 taza de cilantro fresco, sin tallos
  • 2 cucharadas de salvia fresca, sin tallos

Preparación:

1Precalentar el horno a 180 C (moderado). Separar una fuente para horno.

2Limpiar el lomito si tiene exceso de grasa. Rociar con unas gotitas de aceite y masajear por todos lados. Ubicar el lomito en la fuente y condimentar con sal y pimienta.

3Llevar al horno 40 minutos o hasta que al pinchar el centro los jugos salgan claros y no esté rosado. Retirar del horno, cubrir la fuente con papel aluminio y reservar mientras se prepara el pesto.

4En una sartén chica al fuego, colocar el ajo bien picadito y un poco de aceite. saltear unos egundos sin que el ajo se queme, simplemente que suelte su perfume. Retirar del fuego y dejar enfriar.

5En el bowl de la procesadora, colocar todas las hierbas sin necesidad de picarlas. Procesar o pulsar un par de veces. Agregar un chorrito del aceite perfumado con ajo y condimentar con sal, pimienta y jugo de limón. Pulsar nuevamente hasta conseguir un pesto con buen cuerpo. si hace falta, incorporar más aceite hasta conseguir la textura de tu agrado.

6Cortar el lomito en rodajas de 2cm y servir rociado con pesto. Se puede acompañar con puré de papas o ensalada.

Porciones:

4