Preparación:
120 min.
Tiempo de cocción:
60 min.
Listo en:
180 min.

Esta receta está basada en una clásica receta francesa que mi madre hacia cuando yo era chica. Las almendras y peras forman una combinación perfecta de sabores y texturas. Esta es una tarta ideal para acompañar con una taza de té.

Ingredientes:

  • 1 masa de tarta
  • 2 huevos
  • 150g azúcar
  • 200g queso cottage
  • 50g harina de almendras
  • 1/4 cucharadita esencia de almendra (opcional)
  • 3 peras frescas y maduras

Preparación:

1Cocinar la masa de la tarta sin relleno y dejar enfriar antes de proceder con el resto de la receta. Luego, prender el horno a 200 ºC (horno fuerte).

2Con la batidora de mano, batir los huevos y el azúcar a velocidad alta hasta que la mezcla esté cremosa, espesa y de color ligeramente pálido.

3Agregar el queso cottage, la harina de almendra y la esencia de almendra y batir de nuevo hasta que quede suave.

4Colocar el 90% de la mezcla de almendra sobre la masa de tarta horneada y fría.

5Pelar las peras y quitar las semillas. Luego cortar por la mitad o bien en segmentos más pequeños. Colocar los segmentos de pera sobre la mezcla de almendra, ligeramente empujando cada segmento dentro del relleno. Usted puede utilizar peras en conserva como alternativa ya que la mayoría de la gente no nota la diferencia.

6Colocar el resto del relleno de almendra por arriba de las peras.

7Cocinar en el horno a 200 ºC (horno caliente) o a 180 ºC (horno moderado) si su horno tiene ventilación forzada. Cocinar por 40 minutos o hasta que esté dorada. Se puede servir tibia o fría.

Porciones:

8