Preparación:
30 min.
Tiempo de cocción:
15 min.
Listo en:
45 min.

Este sencillo pan de focaccia está aromatizado con un montón de romero fresco y aceite de oliva. Tan fácil y tan delicioso que seguramente repetirá la receta una y otra vez.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 1/2 cucharaditas de levadura seca activa
  • 75cc de agua caliente (45 ºC)
  • 250g de harina
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 ramitas de romero
  • sal extra, a gusto

Preparación:

1Combinar el azúcar, la levadura y 75cc de agua caliente. Dejar reposar hasta que que la preparación esté cremosa, aproximadamente 10 minutos.

2En un bowl grande, combinar la mezcla de levadura con la harina y la sal y mezclar bien para combinar. Agregar el agua adicional de a 1 cucharada a la vez, hasta que toda la harina se absorba. Cuando se forme un bollo, volcar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amasar hasta que quede elástica, unos 4 a 6 minutos.

3Engrasar ligeramente un recipiente grande, y colocar la masa en el recipiente y volver a cubrir con aceite. Cubrir con un paño húmedo y dejar levar en un lugar cálido hasta que duplique su volumen, aproximadamente 30 minutos.

4Precalentar el horno a 240 ºC (horno muy fuerte).

5Desgasificar la masa y volcarla sobre una superficie ligeramente enharinada, y amasar brevemente. Extender la masa formando un rectángulo y colocarla sobre una bandeja para horno ligeramente aceitada. Pintar la masa con el resto del aceite y presionar ligeramente la superficie con los dedos formando muescas. Espolvorear con hojas de romero y sal a gusto.

6Llevar al horno precalentado durante 10 a 20 minutos, dependiendo de la consistencia deseada. Si te gusta lo húmedo y esponjoso, entonces vas a tener que esperar casi 10 minutos. Si te gusta crujiente y más oscuro en el exterior, es posible que tengas que esperar 20 minutos.

Porciones:

4