Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
10 min.
Listo en:
30 min.

Una muy buena alternativa a la clásica ensalada de frutas con helado, estas copas con helado de vainilla, trozos de ananá fresco y salsa de frutillas son muy fáciles de preparar y el postre ideal para los días de verano.

Ingredientes:

  • 1 ananá, chico
  • 250g de frutillas frescas
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 4 bochas de helado de vainilla
  • hojas de ananá para decorar

Preparación:

1Utilizar un cuchillo grande para cortar la tapa y la base del ananá. Cortar la cáscara, recogiendo el jugo en un bowl. Cortar el ananá por la mitad a lo largo. Quitar el centro, y luego cortar cada pieza en seis secciones.

2Colocar las frutillas y el jugo de ananá reservado en una licuadora o procesadora de alimentos y procesar hasta lograr un puré. Si prefiere una salsa de consistencia suave, colar el puré a través de un tamiz para eliminar las semillas.

3En una cacerola pequeña de fondo pesado, poner el azúcar con 1 cucharada de agua y disolver a fuego bajo. Dejar de revolver una vez que el azúcar empiece a hervir. Agitar la cacerola de vez en cuando para distribuir la mezcla de caramelo. Cuando el caramelo adquiera un color ámbar suave, retirar inmediatamente la cacerola del fuego. Agregar el jugo de limón y el puré de frutillas, teniendo cuidado de que el caramelo no salpique. Revolver hasta incorporar todo y dejar enfriar.

4Colocar 3 trozos de ananá en cada plato o copa de postre, con una bocha de helado en el medio. Colocar la salsa de frutillas por encima y decorar con hojas de ananá. Servir.

Porciones:

4