Preparación:
15 min.
Tiempo de cocción:
90 min.
Listo en:
105 min.

Esta lasagna tiene un sabroso relleno que combina una variedad de quesos con perejil fresco y una salsa de tomate, carne picada y chorizos de cerdo que se cocina lentamente a fuego bajo. Es un plato suculento y rendidor para combatir el frío del invierno.

Ingredientes:

  • 500g de carne picada magra
  • 250g de chorizos italianos de cerdo, sin piel
  • 325g de puré de tomate
  • 375g de extracto de tomate
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1 1/2 cucharadas de perejil seco
  • 1 paquete de láminas de lasagna para hervir

Preparación:

1Precalentar el horno a 180 ºC (horno moderado). Colocar una cacerola grande de agua ligeramente salada a hervir. Cocinar las láminas de lasagna en agua hirviendo durante 8 o 10 minutos o hasta que estén al dente, escurrir.

2Mientras tanto preparar la salsa. En una cacerola grande, cocinar a fuego medio la carne picada y los chorizos italianos sin piel hasta que estén dorados. Escurrir. Añadir el puré de tomate, el extracto de tomate, el azúcar, 1 cucharadita de sal, el ajo y 1 1/2 cucharadas de perejil. Reducir el fuego y cocinar por 30 minutos.

3En un bowl, mezclar el queso cottage, los huevos, la pimienta, el queso parmesano, 1 1/2 cucharadas de perejil y 1/2 cucharadita de sal hasta combinar bien.

4En una fuente de horno de 20cm x 30cm colocar en capas 1/3 de las láminas de lasagna, de fetas de mozzarella, de relleno de queso cottage y de salsa de tomates. Repetir las capas dos veces.

5Hornear la lasagna en el horno precalentado durante 1 hora o hasta que esté caliente y burbujeante. Dejar reposar 15 minutos antes de servir.

Porciones:

12