Preparación:
40 min.
Tiempo de cocción:
35 min.
Listo en:
2955 min.

En lugar de levadura comercial, este delicioso pan se hace con un fermento que emplea las levaduras que se producen naturalmente en la atmósfera y la harina. A pesar del tiempo que se necesita para fabricar el fermento, el pan es fácil de hacer y una delicia después para probar.

Ingredientes:

  • FERMENTO
  • 100 g de harina blanca para pan
  • 100 ml de agua tibia; en lo posible, agua mineral
  • 200 o 300 g de harina blanca para pan
  • agua tibia; en lo posible, agua mineral

Preparación:

1Para hacer el fermento, colocar la harina y el agua tibia en un bowl y mezclar hasta formar una pasta pegajosa. Tapar con un paño de cocina húmedo y limpio; dejar en la cocina 2 días, humedeciendo el paño cuando sea necesario para mantenerlo húmedo. Después de 2 días, esta mezcla tiene burbujas y un ligero olor a leche. Entonces, puede procederse a “alimentarla”. (Puede llevar hasta 4 días llegar a esta etapa). Si hay moho o la pasta huele agria o mal, tirarla y comenzar otra vez de cero.

2Para “alimentar” el fermento, incorporar 100 g de harina blanca y suficiente agua tibia para hacer una pasta blanda. Tapar de nuevo y dejar reposar 12 horas. Si el fermento tiene muchas burbujas, está listo para usarse. Si tiene pocas burbujas, agregar 100 g de harina y agua tibia, y esperar 6 horas.

3Para hacer la masa, colocar la harina y la sal en un bowl grande. Mezclar y hacer un pozo en el centro. Colocar 200 g del fermento en un bowl separado y mezclarlo con el agua tibia; verter en el pozo. Trabajar poco a poco y mezclar hasta formar una masa blanda. Si la masa parece seca o en grumos, agregar un poco más de agua; si se pega a las manos o al bowl, agregar un poco más de harina.

4Pasar la masa a una superficie de trabajo enharinada y amasar unos 10 minutos o hasta que esté muy flexible. Poner en un bol limpio, tapar con un paño de cocina húmedo y dejar en reposo en lugar cálido de 3 a 8 horas o hasta que duplique el tamaño. El tiempo de levado depende de la temperatura del ambiente y de la fuerza de su fermento. (Un fermento nuevo dará un levado más lento y con menos volumen que uno que esté bien establecido).

5Pasar la masa levada a una superficie de trabajo enharinada y golpear con los puños hasta llegar a su tamaño original. Dar forma de esfera y colocar en una canasta o un colador forrado con un paño de cocina limpio y bien enharinado. Tapar con un paño de cocina húmedo y dejar levar de 2 a 6 horas o hasta que duplique su tamaño.

6Hacia el final del tiempo de levado, precalentar el horno a 220 °C (fuerte). Sacar la masa del colador y ponerla, invertida, en una bandeja grande, aceitada, y hacer un único corte en la parte superior del pan con un cuchillo. Hornear unos 35 minutos o hasta que el pan suene hueco cuando se golpea en la base.

7Pasar el pan a una rejilla y dejar enfriar. Puede mantenerse hasta 5 días y queda muy bien tostado.

Porciones:

2