Preparación:
25 min.
Tiempo de cocción:
10 min.
Listo en:
35 min.

Una receta ideal para utilizar restos de puré de papas. Estos pancitos son deliciosos y quedan muy bien tibios, con un poco de manteca.

Ingredientes:

  • 4 papas medianas, peladas y partidas en dos
  • 1 pizca de sal
  • 30 g de harina, y un poco más para espolvorear
  • 1 cucharada de manteca derretida

Preparación:

1En una cacerola, cubrir las papas con agua y llevar a ebullición a fuego alto. Cocinar a fuego medio-alto hasta que el centro de las papas esté tierno al pincharlo con un tenedor, unos 20 minutos. Apagar el fuego. Colar y colocar las papas en la cacerola una vez más para secarlas y evaporar la humedad por completo. Hacer un puré suave.

2Colocar el puré en un bowl mediano. Agregar la harina, la sal y la manteca derretida. Mezclar suavemente hasta que se forme una masa.

3Sobre una superficie bien enharinada, amasar la pasta ligeramente. La masa será pegajosa. Usar un palo de amasar enharinado y aplanar la masa hasta lograr medio centímetro de espesor.

4Cortar en cuartos con un cuchillo enharinado.

5Espolvorear un poco de harina en la base de una sartén antihaderente seca, sin aceite, y cocinar los pancitos durante 3 minutos por cada lado o hasta que se doren uniformemente. Condimentar con un poco de sal y servir de inmediato.

Porciones:

4