Preparación:
50 min.
Tiempo de cocción:
90 min.
Listo en:
140 min.

Este budín especial, aromatizado con clavo de olor, vino tinto, canela y naranja, es una alternativa genial para reemplazar el stollen en las fiestas, pero también para tomar el té, o postre fácil. Tiene una cobertura de merengue.
Otra idea especial para regalar en las fiestas.

Ingredientes:

  • 1 chaucha de vainilla
  • 150cc de vino tinto
  • 150cc de jugo de naranja
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • ralladura de 1/2 limón
  • 1 ramita de canela
  • 3 clavos de olor
  • 250g de manteca
  • 250g de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 5 huevos
  • 400g de harina
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/4 cucharadita de clavo de olor molido
  • 5 cucharaditas de polvo para hornear

Preparación:

1Precalentar el horno a 180C (moderado). Enmantecar y enharinar una budinera mediana.

2Cortar la chaucha de vainilla y raspar las semillas. Agregar el vino tinto, jugo de naranja, jugo de limón y ralladura de cáscara de limón en la olla. Añadir la ramita de canela y clavos de olor, y dejar que se cocinen a fuego bien bajito. Dejar que se enfríe bien la mezcla y pasarla por un colador.

3Mientras tanto, batir la manteca con el azúcar y esencia de vainilla, hasta lograr una crema bien suave. Añadir los huevos, de 1 a la vez, batiendo bien después de cada adición. Incorporar la harina, canela, clavo de olor y polvo para hornear. Agregar a la mezcla de vino tinto.

4Verter la preparación en la budinera, y llevar al horno por 75 minutos.

5Una vez que esté lista, dejar enfriar sobre una rejilla.

6Batir las claras a nieve con el jugo de limón y esencia de vainilla. Luego, añadir el azúcar y canela en forma de lluvia. Cubrir el budín con el merengue, dándole forma de picos con una cuchara.

7Llevar al horno para dorar el merengue, y espolvorear con canela.

Porciones:

15