Preparación:
20 min.
Listo en:
20 min.

Una tarta de ricotta deliciosa, con todo el sabor de la fruta. Fácil, rápida y bajas calorías, es el postre perfecto para comer sin culpa.

Ingredientes:

  • 8 porciones galletitas de vainilla tipo Lincoln®
  • 2 cucharadas de miel
  • 250g de ricotta
  • 250g queso crema tipo Filadelfia®
  • 2 bananas maduras

Preparación:

1Enmantecar un molde desmontable de 17cm. Triturar las galletitas y colocarlas en una cacerola con la miel, y calentar, revolviendo, hasta que la miel se haya derretido y mezclado uniformemente con las galletitas.

2Colocar la mezcla en el molde y presionar con el dorso de una cuchara para cubrir toda la superficie con una capa firme y uniforme.

3Enfriar en la heladera. Batir los dos quesos juntos. Pelar y pisar las bananas con tenedor, en un bowl, y mezclar con el chorrito de limón, añadir la mezcla de queso y mezclar bien con una cuchara de madera.

4Incorporar las frambuesas. Volcar la mezcla de queso sobre la base de galletitas, extendiendo el relleno de manera uniforme.

5Llevar a la heladera y enfriar una hora antes de servir. Decorar con frambuesas o frutas si lo desea. Espolvorear con azúcar impalpable.

Porciones:

8