Preparación:
30 min.
Tiempo de cocción:
40 min.
Listo en:
190 min.

Esta es una de las mejores recetas de jalá que preparo. Es básicamente el tradicional pan judío para los que no saben. A todos les gusta, será porque es un poco más dulce que las demás.

Ingredientes:

  • 7 gr de levadura en polvo
  • 1 taza de agua caliente
  • 2/3 de taza de aceite de canola
  • 2/3 de taza de miel
  • 3 huevos

Preparación:

1Disolver la levadura en el agua caliente en un bowl grande. Dejar que se asiente y que tome una consistencia cremosa, más o menos por 10 minutos.

2Mezclar el aceite, miel, huevos, sal y 4 tazas de harina a la mezcla de levadura. Batir bien. Añadir el resto de harina, de a 1/2 taza a la vez, mezclando bien después de cada adición. Cuando la masa se forme, colocarla en una superficie enharinada y amasar hasta lograr una masa suave y blanda, más o menos por 8 minutos.

3En un bowl levemente aceitado, colocar la masa en el bowl y darla varias vueltas para que se embeba del aceite. Tapar con un repasador mojado y dejar que leve en un lugar caliente hasta que doble su tamaño, más o menos 1 hora.

4Amasar la masa por unos minutos en una superficie enharinada para sacarle el aire, y luego dividirla en 4 partes iguales para hacer una trenza. Colocar la trenza sobre una asadera previamente aceitada, y volverla a cubrir con el repasador mojado y dejar que leve nuevamente por 40 minutos. Mientras tanto, prender el horno a 175 C (moderado).

5En un bowl chico, batir suavemente la clara con la cucharada de agua. Pintar la trenza con este batido.

6Llevar al horno por 30 a 40 minutos, hasta que este bien dorada.

Porciones:

15