Preparación:
30 min.
Tiempo de cocción:
60 min.
Listo en:
90 min.

¡Este cheesecake combina la textura suave del queso crema con el sabor a café del tiramisú para lograr lo mejor de ambos postres en uno solo! Antes de servir, espolvorear con cacao y rallar un poco de chocolate negro sobre la superficie. ¡Mmmmmm, qué delicia!

Ingredientes:

  • 350g de galletitas tipo lenguas de gato
  • 4 cucharadas de manteca derretida
  • 4 cucharadas de licor de café
  • 600g de queso crema
  • 250g de queso mascarpone

Preparación:

1Precalentar el horno a 180 °C (moderado). Colocar un recipiente con agua en la base del horno. Enmantecar una toreta desmontable.

2TRiturar las galletitas lenguas de gato hasta tener miguitas. Mezclar con la manteca derretida. Humedecer con 2 cucharadas de licor de café y volcar todo en la base de la tortera. Presionar sobre la base con las manos.

3En un bowl grande, mezclar el queso crema, el queso mascarpone y el azúcar hasta lograr una consistencia suave. Agregar el resto del licor de café.

4Agregar los huevos y la harina mezclando muy despacio. Mezclar hasta que esté suave. La consistencia del mascarpone puede variar. Si el relleno de queso es demasiado espeso, agregar un poco de crema. Verter el relleno sobre la base de galletitas y llevar al horno.

5Hornear de 40 a 45 minutos o hasta que esté firme. Abrir la puerta del horno y apagarlo. Dejar enfriar en el horno durante 20 minutos.

6Retirar del horno para que se enfríe completamente. Llevar a la heladera por lo menos por 3 horas, o toda la noche, antes de servir.

Porciones:

12