Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
60 min.
Listo en:
80 min.

Esta tradicional sopa de cebolla, completa con una rodaja de pan baguette y gratinada al horno. Ideal para esas noches frías de invierno.

Ingredientes:

  • 40g de manteca
  • 3 cebollas, cortadas en finas rodajas
  • 20g de harina común
  • 1.5lt de caldo de pollo
  • 100cc de vino blanco

Preparación:

1Derretir la manteca en una sartén grande a fuego bien bajo, y rehogar la cebolla, revolviendo constantemente durante 15 a 20 minutos, o hasta que empiecen a tomar color. Agregar 2 cucharadas de agua fría, tapar y cocinar por 15 minutos más.

2Incorporar la harina, cubriendo bien toda la cebolla. Cocinar por 5 minutos más, destapado, y revolviendo constantemente. Incorporar el caldo, vino bloanco, sal y pimienta. Dejar que hierva. Una vez que soltó el hervor, bajar el fuego y cocinar suavemente durante 20 minutos. Rectificar la sazón si fuese necesario.

3Mientras tanto, tostar bien las rodajas de pan. Colocar cada rodaja en un bowl, y luego cubrir con la sopa de cebolla. El pan va a subir a la parte superior. Espolvorear cada bowl con el queso rallado.

4Llevar al horno (debajo de la llama) durante unos minutos para gratinar.

Porciones:

6