Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
05 min.
Listo en:
505 min.

Esta receta de fondant casero te permite forrar tortas y cupcakes, hacer flores, hojas y decorados en general para todas tus creaciones dulces.

Ingredientes:

  • 5 cucharadas de agua, divididas
  • 1 cucharadita de gelatina, sin sabor
  • 225g de azúcar impalpable
  • 1 cucharada de glucosa (opcional)
  • 1 cucharadita de glicerina (opcional)

Preparación:

1Aceitar la mesada de mármol y una espátula.

2En una taza, colocar 1 cucharada de agua y salpicar ecima con la gelatin sin sabor. Dejar hidratar.

3En una cacerola de base pesada, colocar el azúcar, 4 cucharadas de agua y la glucosa. Calentar a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva, siempre revolviendo suavemente.

4Una vez que el azúcar hierve, dejar burbujear 3 minutos o hasta alcanzar 112 C.

5Mientras el azúcar hierve, calentar la gelatina hidratada a baño María en una cacerolita con agua, hasta que esté líquida.

6Retirar el azúcar del fuego y sumergir la base de la cacerola en agua fría para que no se siga cocinando. Dejar enfriar unos segundos.

7Agregar la gelatin, la glicerina, y revolver.

8Volcar la preparación sobre la mesada y comenzar a mezclar con las espátula hasta lograr una pasta como arcilla. Al comienzo el fondant es chirle y a medida que se enfría se pone más espeso y difícil de manipular. En este punto, aceitar sus manos y amasar sobre la mesada formando un bollo como si fuera pan. A medida que amasa, se va a poner más blando y liso.

9Colocar el fodant en una bolsa de cierre hermético o envolver en film y llevar a la heladera toda la noche. Listo para usar.

Porciones:

225