Preparación:
30 min.
Tiempo de cocción:
25 min.
Listo en:
55 min.

Este clásico postre mexicano es húmedo y esponjoso, completamente empapado en una salsa en base a leche condensada, leche evaporada y crema. ¡Irresistible y muy fácil!

Ingredientes:

  • ¾ de taza de manteca
  • 1½ tazas de azúcar
  • 9 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 2 tazas de harina
  • 1½ cucharadita de polvo para hornear
  • 1 taza de leche

Preparación:

1Precalentar el horno a 180°C (moderado). Enmantecar y enharinar una tortera cuadrada o rectangular.

2Batir el azúcar y la manteca en un bowl grande hasta lograr una crema ligera y aireada. Agregar de una a la vez las yemas de huevo, batiendo bien después de cada adición. Incorporar la vainilla. Tamizar juntos la harina y el polvo para hornear. Agregar esta mezcla de harina al bowl, alternadamente con la leche. Batir bien después de cada adición.

3En un bowl de vidrio o metal, batir las claras de huevo junto con el cremor tártaro hasta que se formen picos firmes. Incorporar las claras batidas a preparación de torta utilizando una espátula flexible. Verter la mezcla uniformemente sobre el molde.

4Llevar al horno por 25-30 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro de la torta, éste salga limpio. Sacar del horno y dejar enfriar.

5En un bowl pequeño, mezclar las 2 tazas de crema de leche y las leches evaporada y condensada. Verter la mezcla sobre la torta aún caliente hasta que éste no pueda absorber más. Probablemente le sobrará un poco.

6Batir la crema y el azúcar a punto Chantilli y usar para cubrir la torta. Llevar a la heladera hasta el momento de servir.

Porciones:

1