Preparación:
55 min.
Tiempo de cocción:
40 min.
Listo en:
95 min.

Un clásico de la repostería francesa, esta tarta invertida de manzana o tarte tatin tiene un delicioso sabor a manzanas acarameladas.

Ingredientes:

  • 1 1/4 taza de harina
  • 1 pizca de sal
  • 75g de manteca fría y cortada en cubitos
  • 1/4 taza de azúcar
  • 1 yema de huevo

Preparación:

1Para hacer la masa: En un bowl grande, tamizar la harina y la sal. Añadir la manteca y utilizar los dedos para frotar en la harina hasta que la mezcla parezca pan rallado. Agregar el azúcar, la yema de huevo y aproximadamente 1 o 1 1/2 cucharadas de agua fría. Con un cuchillo de hoja redondeada, revolver hasta que la mezcla se junte en un bollo. Amasar suavemente sobre una superficie de trabajo enharinada durante unos segundos, hasta lograr un bollo tierno. Envolver en film transparente y dejar enfriar en la heladera durante 20 minutos antes de usar.

2Precalentar el horno a 200 ºC (horno fuerte). Para hacer el relleno: Mezclar las manzanas con el jugo de limón. Derretir la manteca en una sartén grande, espolvorear con el azúcar y añadir las manzanas. Cocinar a fuego moderado durante 10-15 minutos, moviendo la sartén con regularidad, hasta que las manzanas estén tiernas y el jugo caramelizado.

3Volcar las manzanas en una tortera enmantecada de 22cm, forrada con papel manteca. Presionar hacia abajo para llenar bien el molde. Ubicar las manzanas con la parte redondeada hacia arriba. Dejar entibiar.

4Estirar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y formar un círculo de 25cm de diámetro. Colocar la masa sobre las manzanas, empujando la masa sobrante por los costados del molde. Con un cuchillo cortar rendijas en la parte superior de la masa para que el vapor se escape. Hornear durante 25-30 minutos hasta que esté dorada. Dejar descansar 15 minutos antes de invertir sobre una fuente. Servir tibia.

Porciones:

4