Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
60 min.
Listo en:
80 min.

Una torta exquisita para compartir con la familia a la hora del té. Esta receta ha pasado de generación en generación y aquí la comparto con ustedes. Si se utilizan arándanos congelados, es importante extender el tiempo de horneado unos minutos más.

Ingredientes:

  • 250g de manteca, ablandada
  • 2 tazas (440g) de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 taza (250cc) de queso Mandicrim®
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 190g de harina
  • 1 cucharadita de polvo para hornear

Preparación:

1Precalentar el horno a 180 °C (horno moderado). Enmantecar y enharinar un molde con anillo de 23cm.

2En un bowl grande, batir la manteca y el azúcar hasta que esté suave y esponjosa. Incorporar los huevos de a uno y luego añadir el queso crema y la vainilla. Combinar juntos la harina, el polvo para hornear y la sal, luego incorporar en la mezcla de manteca hasta que se integren bien. Incorporar los arándanos.

3Con una cuchara, colocar la mitad de la mezcla en el molde preparado. En un bowl pequeño, mezclar el azúcar morena, la canela y las nueces. Espolvorear la mitad de esta mezcla sobre la preparación en el molde. Colocar el resto de la mezcla en la tortera y luego espolvorear la mezcla restante de nueces y azúcar morena. Utilizar un cuchillo o una espátula fina para mezclar ligeramente el azúcar sobre la preparación de torta y darle un efecto marmolado.

4Hornear durante 55 – 60 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro de la torta, salga limpio. Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla de alambre. Invertir sobre una fuente y golpear para desmoldar. Espolvorear con azúcar impalpable antes de servir.

Porciones:

12