Preparación:
10 min.
Tiempo de cocción:
60 min.
Listo en:
70 min.

El queso parmesano y el vino blanco, le dan a este risotto de cebada perlada, un sabor muy especial. Ideal para acompañar carne o pescado, o como plato principal de una comida vegetariana.

Ingredientes:

  • 850 cc. de caldo de vegetales
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 50 g de cebolla, finamente picada
  • 125 g de cebada perlada
  • 50 cc. de vino blanco o jerez
  • 150 g de arvejas congeladas
  • 2 cucharadas de queso parmesano recién rallado
  • Sal y pimienta negra

Preparación:

1Poner el caldo a hervir en una cacerola pequeña. Mientras tanto, en una cacerola grande, calentar el aceite de oliva, agregar la cebolla y freir fuego medio durante 5 minutos, revolviendo frecuentemente, hasta que esté tierna.

2Añadir la cebada perlada a la sartén y revolver continuamente durante 1-2 minutos hasta que los granos estén bien cubierto con la mezcla de aceite y la cebolla. Subir el fuego, añadir el vino o el jerez y cocinar a fuego lento durante 1-2 minutos hasta que la cebada haya absorbido el líquido.

3Añadir un cucharón de caldo caliente a la cebada, revolviendo continuamente hasta que se haya absorbido. Continuar agregando el caldo de un cucharón a la vez, revolviendo. Incorporar la mitad de las arvejas antes de que se acabe el caldo. Continuar revolviendo con frecuencia, y añadir el caldo restante. Cocinar entre 35-45 minutos hasta que todo el liquido se haya absorbido y la cebada este al dente.

4Mientras tanto, colocar las arvejas restantes en un bowl chico y verter 100 cc. de agua hirviendo sobre ellas, o sólo lo suficiente para cubrirlos. Déjerlas reposar durante 1-2 minutos, y luego procesarlas con su liquido utilizando una procesadora o una batidora de mano.

5Justo antes de servir, agregar el puré de arvejas y el queso parmesano y revolver rápidamente para que todo se caliente. Sazonar con sal y pimienta a gusto.

Porciones:

4