Preparación:
10 min.
Tiempo de cocción:
30 min.
Listo en:
40 min.

Un sencillo risotto de tomates frescos y secados al sol, es un plato fácil para un almuerzo ligero, y sin muchas vueltas.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 60 g de cebolla o echalotes, finamente picado
  • 1 diente de ajo machacado
  • 500 cc. de jugo de tomate
  • 200 g de risotto o arroz arborio
  • 1 cucharada de puré de tomate

Preparación:

1Calentar el aceite en una sartén antiadherente grande. Agregar las cebollas o echalotes y el ajo, y rehogar durante 10 minutos, o hasta que se ablanden.

2Colocar el jugo de tomate en otra cacerola y llevar a ebullición.

3Añadir el arroz a la cebolla y cocine por 1-2 minutos, revolviendo frecuentemente, hasta que el arroz se vuelve transparente.

4Añadir un cucharón pequeño de jugo de tomate a la mezcla de arroz y revolver continuamente hasta que todo el jugo haya absorbido. Repetir, revolviendo después de cada cucharón de jugo añadido, y cocinar por 10-15 minutos hasta que el arroz esté tierno y tenga una consistencia cremosa, agregar más agua si fuera necesario.

5Incorporar el puré de tomate, los tomates frescos picados, la albahaca y los tomates disecados. Sazonar a gusto.

6Servir adornado con albahaca y queso parmesano.

7Variaciones: añadir 50 g de champiñones cortados en cubitos, al final de la etapa 2 o, para un cremoso risotto, agregue 4 cucharadas de queso fresco.

Porciones:

4