Preparación:
15 min.
Tiempo de cocción:
20 min.
Listo en:
275 min.

Esta pizza napolitana por excelencia, clásica y tradicional lleva rodajas de tomates frescos, delicioso queso mozzarella y albahaca fresca en abundancia. No se olvide de rociar un chorrito de aceite y condimentar con pimienta. Simplemente espectacular.

Ingredientes:

  • 1 1/2 tazas de agua
  • 1 1/2 cucharadas de levadura de cerveza
  • 1 cucharadita de sal
  • 410 gr de harina

Preparación:

1En un bowl, disolver la levadura con 1/2 taza de agua. Incorporar 125 gr de harina y mezclar bien. Tapar con film y dejar reposar hasta que se esponje, aproximadamente 1 hora. Añadir el resto del agua, la harina y la sal y mezclar bien. Una vez que se formó la masa, amasarla sobre una superficie enharinada hasta que quede una masa suave y flexible, más o menos por 15 minutos. Volver a un bowl enharinado y cubrir con papel film. Dejar levar 2 a 3 hotas en un lugar seco y caliente (por ejemplo, cerca del horno), hasta que duplique su tamaño.

2Desinflar la masa y estirarla. Dividir la masa en dos y dejar reposar por otros 10 a 15 minutos (mientras prepara los otros ingredientes). Mientras tanto, precalentar el horno bien caliente (220 °C).

3Estirar la masa, ya sea con las manos o con la ayuda del palote. Colocarla sobre una pizzera ligeramente aceitada. Untarla con la salsa para pizza y llevar al horno por 8 minutos. Retirar y cubrir con la mozzarella, las rodajas de tomate y las hojas de albahaca. Rociar un chorrito de aceite. Volver al horno hasta que se haya dorado y que el queso esté burbujeando.

Porciones:

8