Preparación:
20 min.
Tiempo de cocción:
120 min.
Listo en:
140 min.

El conejo es una carne de caza de sabor y textura similar al pollo. En este pastel se luce con una variedad de verduras y tomillo fresco. La masa es muy fácil de hacer a mano o en la procesadora, y el secreto es dejarla descansar para relajar el gluten.

Ingredientes:

  • 2 conejos
  • 250g de panceta salada
  • 1 cebolla, grande
  • 2 dientes de ajo
  • 25g de tomillo fresco

Preparación:

1Cortar el conejo en presas o pedirle al carnicero que lo haga. Condimentar con bastante sal y pimienta.

2Cortar la cebolla bien finita. Picar la panceta. En una sartén grande, agregar 25g de manteca, un chorrito de aceite de oliva, y dorar las presas de conejo. Dorar 5 minutos y retirar de la sartén. Saltear la cebolla y panceta en la misma sartén.

3Agregar nuevamente el conejo junto con el ajo y el tomillo. Cocinar 2 minutos y agregar caldo. Cocinar lentamente por 40 minutos. Apagar la hornalla y dejar reposar hasta que se enfríe.

4Mientras se enfría, hascer la masa.

5Colocar la harina, sal, y manteca en cubos en un bowl Desarmar con los dedos hasta lograr un arenado. Incorporar agua helada de a cucharadas hasta formar un bollo unido. Envolver en film transparente y llevar ala heladera por 20 minutos.

6Estirar la masa sobre la mesada ligeramente enharinada y cortar dos círculo del tamaño de la tartera. Cubrir con uno la tartera y pinchar la base con un tenedor. Rellenar con el relleno de conejo ya frío. Cubrir con otro disco de masa y llevar al horno.

7Hornear hasta que la masa esté dorada.

Porciones:

5